NACIONALES

Sheinbaum ofrece diálogo y crecimiento con bienestar

Descarta una reforma fiscal y elevar la deuda de «manera importante».

A 21 de abril del 2024.- El desacuerdo es consustancial a la democracia; lo importante es poner enfrente todas las coincidencias para aprovechar los próximos seis años y seguir trabajando en este momento histórico que tiene el país para potenciar el desarrollo, enfatizó Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia (Morena, PT y PVEM).

Frente al sector financiero, convocado en la 87 Convención Bancaria que se realiza en este puerto, delineó los puntos irreductibles de su propuesta económica: crecimiento apellidado con bienestar y sustentabilidad. Se comprometió a respetar la autonomía del Banco de México, volver al equilibrio en las finanzas públicas y consolidar los proyectos de infraestructura de la actual administración, y de ponerse sobre la mesa una propuesta de reforma fiscal, que sea resultado de un consenso, dijo.

VIDEO: LA JORNADA

Sheinbaum fue la última contendiente a la Presidencia que se presentó ayer ante el público de la Convención Bancaria. El recibimiento de los banqueros –en más de 80 por ciento hombres– fue tibio; aplausos escuetos e incluso nulos de una parte considerable de la audiencia. Su entrada al recinto contrastó con su salida, cuando fue escoltada por miembros de la cúpula financiera entre cantos y coros de ¡presidenta, presidenta!

Durante 20 minutos, la ex jefa de Gobierno de la Ciudad de México expuso su propuesta económica de inicio a fin, sin ser interrumpida por la audiencia y sin referirse una sola vez a sus contrincantes, como sí sucedió con Xóchitl Gálvez, de la alianza Fuerza y Corazón por México (PAN, PRI y PRD), quien empezó su presentación con ataques al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la Sheinbaum.

La morenista aseguró que el déficit público y la deuda no aumentarán de manera importante, y la diferencia de ingresos frente al gasto, que este año será de 5.9 por ciento del PIB, es una situación de una sola vez, debido al recurso que se está aplicando en las grandes obras estratégicas de esta administración.

Destacó que, por lo pronto, no estamos pensando en una reforma fiscal, y si llegáramos a hacerlo, habría que platicar. Expuso que la digitalización y simplificación del sistema tributario nacional, sumado a la tecnificación de las aduanas, permitirán incrementar los ingresos.

A consulta sobre si es posible reconciliar el país después de las elecciones, para que se pueda trabajar en conjunto sobre una misma línea, Sheinbaum subrayó que las desigualdades y la pobreza han disminuido, y con ello también la división social.

Veamos cómo les ha ido a los bancos. Les ha ido muy bien en estos seis años, a pesar de la pandemia, producto del trabajo de los bancos, pero también de la situación económica del país. Veamos cómo le ha ido a la gran mayoría de los empresarios de México: les ha ido bien. Al mismo tiempo, al que menos tiene, también le ha ido bien.

A consulta sobre la participación de las fuerzas armadas en la administración y construcción de las obras públicas, expuso: por lo pronto está así y hay que mantenerlo de esa manera, valorarlo cómo está funcionando y, en todo caso, cambiar la situación.

Pese a las críticas de la industria de la construcción, que se dice excluida de las grandes obras, la aspirante presidencial consideró que tan acelerado ha sido el crecimiento del ramo que el sector privado también está participando. No podría haberse construido lo hecho hasta ahora sin la conjunción de ambos (Ejército y privados).

Tras su participación, Sheinbaum fue acompañada por una parte de la cúpula financiera y empresarial, entre ellos los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Francisco Cervantes, y de Banca Mifel, Daniel Becker, así como José de Jesús Rodríguez, de la Canaco, y le cantaron un fragmento de Toda la vida, que interpreta Emmanuel, entre otros, y el diputado Antonio Pérez Garibay interrumpió con el coro ¡presidenta, presidenta!

Sheinbaum acudió a la cita en Acapulco acompañada por Marcelo Ebrard; Juan Ramón de la Fuente y su asesora económica, Altagracia Gómez. A su salida, Julio Carranza, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), también la interceptó con una petición: Claudia, algunos banqueros queremos tomarnos fotos contigo. La candidata regresó al auditorio a retratarse con los empresarios.

Más tarde, afuera de un espacio reservado para la morenista, un grupo de empresarios y parte de su equipo aguardaban. Xóchitl Gálvez pasó a unos metros de ahí sin cruzarse con Sheinbaum, y se detuvo a la espera de que alguien la siguiera. Nadie lo hizo. Al final, la candidata opositora salió del recinto y subió a su camioneta para seguir con su agenda en Acapulco. La abanderada de Sigamos Haciendo Historia permaneció en el lugar del evento un par de horas más.

Fuente: LA JORNADA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba