HISTORIA Y CULTURA

86 aniversario de la expropiación petrolera

El 18 de marzo de 1938, el presidente Lázaro Cárdenas del Río, expidió el decreto para que el estado se apropiara legalmente de 17 compañías extranjeras que tenían el control de la industria petrolera en el país

A 18 de marzo del 2024.- La historia del petróleo en México ha estado ligada a una constante pugna entre el Estado y las empresas extranjeras por el control de los hidrocarburos. Conforme a lo anterior, en 1935, bajo el respaldo del gobierno federal, se creó el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), sin embargo, en 1936 el STPRM reclamó reivindicaciones económicas como: semana laboral de cuarenta horas; pago salarial durante enfermedades; indemnización familiar en caso de muerte o incapacidad total, salario mínimo de cinco pesos, jubilaciones, entre otras, las cuales fueron rechazadas por las compañías petroleras.

Ante este panorama, el 18 de marzo de 1938, el Presidente Lázaro Cárdenas del Río, expidió el decreto de la Expropiación Petrolera, el cual consistió en la apropiación legal del petróleo que explotaban 17 compañías extranjeras que tenían el control de la industria, para convertirse en propiedad de los mexicanos.

De igual forma la expropiación estableció que el Estado mexicano tendría control total sobre la producción y comercialización del petróleo en territorio nacional, es decir en mar y tierra, lo que represento que el gobierno obtuviera más recursos económicos, con lo cual se fortalecieron las finanzas públicas, y al tener buenos ingresos la actividad económica del país tuvo un incremento significativo.

Un antecedente importante a la expropiación fue la implementación de la Ley de Expropiación de 1937, que tuvo como objetivo principal, establecer las causas de utilidad pública y regular los procedimientos, modalidades y ejecución de las expropiaciones.

El 7 de junio de 1938, casi tres meses después de la expropiación, se fundó Petróleos Mexicanos (PEMEX), otorgándole facultades necesarias para realizar todos los trabajos de exploración, explotación, refinación y comercialización del petróleo en nuestro país.

Fortalecimiento del mercado nacional

A 86 años de haberse proclamado la expropiación petrolera, PEMEX sigue dominando el sector de los hidrocarburos en México, a tal grado que en 2023 reportó ganancias con un beneficio neto de 110 mil millones de pesos, esto es 10 por ciento más que lo reportado en 2022. De acuerdo con las cifras del último cuatrimestre de la empresa productiva del Estado, registró un rendimiento neto de 106 mil 900 millones de pesos, lo que contrasta positivamente con la pérdida neta de 95 mil 600 millones que registró en el mismo periodo de 2022.

Asimismo, la petrolera informó que en el cuarto trimestre de 2023, la producción de líquidos con socios fue de un millón 856 mil barriles diarios, superior en 54 mil barriles respecto al mismo periodo de 2022, cantidad que representa un incremento del 3 por ciento, debido principalmente a la incorporación de pozos de la estrategia de campos nuevos.

Por otra parte, durante los últimos cinco años, las ventas internas de PEMEX pasaron de representar el 58.37 por ciento de sus ingresos totales, a 70.8 por ciento, un incremento de 21.2 por ciento, convirtiéndose en el músculo de la empresa.

El director general de la petrolera mexicana, Octavio Romero Oropeza, ha destacado que el incremento se debe a una mayor oferta de productos (combustibles, petroquímicos, aditivos) que se ha visto reflejada en el total de los ingresos de PEMEX, al tiempo que ha fortalecido el mercado nacional.

Los planes de PEMEX buscan que para este 2024 se consolide la generación de ingresos por ventas internas gracias a aportación de productos de la refinería Olmeca y de las plantas coquizadoras de Tula y Salina Cruz, por lo que estima que al cierre de 2024 la comercialización nacional alcance un 83.3 por ciento del total de sus ingresos.

Nuevos yacimientos

Los campos Quesqui y Tupilco forman parte de los nuevos desarrollos que incorporó PEMEX a su producción durante la actual administración, los cuales a lo largo del 2023 aportaron 567 mil barriles por día, lo que representa un 30 por ciento del total de la producción que obtuvo la petrolera mexicana.

En conjunto, Quesqui y Tupilco hacen una reserva de más de mil 100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, de los cuales se han recuperado cerca de 300 millones. Actualmente, la producción de ambos campos supera los 70 mil barriles diarios y 40 millones de pies cúbicos de gas por día.

Fuente: Reporte Indigo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba