CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Cinco megaterremotos pudieron causar el colapso de Teotihuacán

A 19 de abril del 2024.- Un nuevo estudio reveló que hubo al menos cinco megaterremotos que afectaron la antigua ciudad de Teotihuacán. Dichos eventos provocaron afectaciones en los templos principales. Incluso, se cree que uno de ellos pudo haber acabado con la ciudad.

Gracias a un análisis arqueosismológico sistemático de los daños a los principales edificios de TeotihuacánTemplo de la Serpiente Emplumada, la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna, fue posible conocer varios efectos arqueológicos de terremotos potencialmente relacionados con la carga sísmica.

Así como, identificar un patrón de daño compatible con un fuerte temblor de tierra en la escalera oeste del Antiguo Templo de la Serpiente Emplumada, en las primeras filas de la escalera oeste de la plataforma Adosada (Templo Nuevo) y en la Pirámide del Sol.

“En total, se han determinado cinco terremotos antiguos a partir de los daños, que datan del periodo cultural Tzacualli (1-100 d.C.) hasta el periodo Xolalpan-Metepec (450-550 d.C.)”, indica el estudio publicado en el Volúmen 55 del Journal of Archaological Science: Reports.

Imágenes analizadas. | Foto: Journal of Archaological Science: Reports.

Megaterremotos, la posible causa del colapso de Teotihuacán

De los cinco grandes terremotos descubiertos, al menos dos de ellos afectaron a Teotihuacán en la antigüedad teniendo un gran impacto en el desarrollo de los estilos arquitectónicos. El primero de ellos ocurrió entre los años 1-150 d.C. (fase Miccaotli), y el segundo ocurrió entre el año 455 y el 50 d.C. (fase Xolalpan Tardío-Metepec temprano).

De hecho, ésta es la novedad de la investigación, ya que, es posible que los terremotos hayan sido la causa de la evolución del estilo arquitectónico de los teotihuacanos , en la ampliación de los principales edificios religiosos y políticos, las pirámides del Sol y la Luna, y la reconstrucción del Templo de la Serpiente Emplumada.

En cuanto a los otros tres megasismos, estos afectaron el área durante la fase Tlamimilolpa, la fase Xolalpan Temprano y la fase Metepec Tardío. Sin embargo, fueron los dos últimos terremotos, ocurridos antes de su abandono en c. 650 CE, la causa más probable del colapso de la sociedad teotihuacana.

Esta propuesta no entra en conflicto con otras teorías existentes sobre cómo siendo Teotihuacán una las culturas pujantes en la época prehispánica de Mesoamérica, alrededor del año 550 d.C., se observó una disminución continua de la población urbana y una destrucción selectiva de edificios, acompañada de incendios generalizados.

Según los expertos, la acción conjugada de terremotos antiguos puede explicar los daños arqueosísmicos documentados en los sitios, reforzando la teoría de que los daños causados a la ciudad fueron causados por los sismos y no por la rotura humana deliberada o la erosión climática de las piedras de basalto de las escaleras.

Hasta ahora se desconoce la fuente del terremoto, pero los expertos consideran la posibilidad de que provengan de la Fosa Mesoamericana en costa del Pacífico. Aunque no se descarta la posibilidad de un terremoto interplaca en la cuenca de México.

Imágenes analizadas. | Foto: Journal of Archaological Science: Reports.

Evidencias de daños en Teotihuacán causados por los cinco megaterremotos

Los megaterremotos que azotaron la antigua “Ciudad de los Dioses” provocaron derrumbes de muros orientados y daños en escaleras.

Entre los efectos arqueológicos de los terremotos identificados en Teotihuacán son esquinas rotas por inmersión (esquinas desconchadas), desplazamiento y rotación de bloques de mampostería, colapso de muros y destrucción de las partes superiores de los edificios.

Los daños más abundantes son esquinas rotas por inmersión que afectan a los bloques de basalto de las escalinatas occidentales del Templo de la Serpiente Emplumada y de la Pirámide del Sol.

Imágenes analizadas. | Foto: Journal of Archaological Science: Reports.

Teotihuacán, la “Ciudad de los Dioses”

Teotihuacán fue una de las culturas pujantes en la época prehispánica de Mesoamérica, ubicada en el Valle Central de México. La ciudad-estado fue un punto central dominante durante el periodo Clásico y su influencia afectó a otras culturas contemporáneas.

El trazado de la ciudad se identifica por una avenida que articula los centros político-administrativo y religioso, con edificios tan significativos e impresionantes como la Pirámide del Sol, la Pirámide de la Luna y el Templo de la Serpiente Emplumada.

La cultura teotihuacana floreció en el Valle Central de México entre los años 150 a. C. al 650 d. C civilización que levantó una sociedad muy madura y construyó esplendorosas pirámides y templos. El ascenso y rápido crecimiento de Teotihuacán se ha relacionado con la erupción volcánica del Popocatépetl (50-100 d.C.) y probablemente fue reforzado por la erupción volcánica del Xitle que afectó a la ciudad de Cuicuilco. Ambas erupciones volcánicas dejaron a Teotihuacán como un punto de unión estratégico dentro del Valle Central de México.

Fuente: UNO TV

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba